Cómo Bajar De Peso Después Del Parto

Bajar de peso después de haber tenido dos hijos, es un deseo para mí, que totalmente no se ha hecho realidad. Y hoy, debo aceptar que no es porque no he hecho las cosas que he debido hacer… Sí, he hecho dietas, ejercicios, fajas, cremas, médicos, nutricionistas, meditaciones y todo lo que se puedan imaginar… Peeeeero, adivinen que… No lo he hecho con suficiente perseverancia. Y he ahí la causa que hoy acepto, de no haber tenido éxito en este tiempo.

Es por ello que, de primera medida, según mi experiencia personal, lo primero que deberás tener para lograr el objetivo de perder peso tras el embarazo, es, ser perseverante.

Perseverancia, ante todo

Debes convertirte en la persona más porfiada de todas, eso es ser perseverante. Que así, pase lo que pase, lleves a cabo tu plan. O por lo menos puedas cumplirlo de la forma mas seguida posible. Muchas veces, cuando hacemos un plan para perder peso y tenemos a nuestro hijo recién nacido creemos que nuestra vida continuara como antes del embarazo y no necesariamente suele suceder así.

Creo que en este particular se basa en la ayuda que como madres tengamos y como haya sido nuestro embarazo y posterior parto.

Si vives en casa con tu mama o algún familiar que pueda ayudarte en las labores de la casa, o que incluso se haga cargo del niño para que tú te puedas concentrar así sea, en descansar, es una gran bendición. Otra medida, será contratar a alguien para que te ayude durante el día, en estas labores, pero ello implica un gasto económico que deberán sopesar, si tienes posibilidades o no. Pero si solo son tu pareja y tú, deberán hacer una alianza tan fuerte y organizada que les permita apoyarse en este momento.

ob 489ae5 gran diosa01

Y es que hay bebes que cuando nacen, se adaptan de inmediato, duermen toda la noche, y están activos durante el día, son muy tranquilos y se acoplan fácilmente al medio. Sin embargo, el 80% de los casos, no es así. Son bebes que vienen con el horario invertido, duermen de día y lloran de noche, son irritables y llorones, asustadizos y hasta explosivos, y lo manifiestan en llantos continuos… si este es el caso, tu horario se puede reducir exponencialmente, al mismo ritmo que tu energía disminuye drásticamente, porque es agotador, realmente tener este tipo de cambio brusco en la forma de vida y de descanso.

Sociedad lapidaria…

Una de las cosas más rudas, es la sociedad lapidaria pos parto. La gente, todos esperan, que una vez te sacan él bebe, ya, al día siguientes estés como portada de revista. Porque tal o cual modelo pudo hacerlo, y quedaron fabulosas. Se ha instaurado entre las mujeres, un referencial tan inhumano, de comparación con ese referencial que representa menos el 2% de la población. Mujeres que por genética y por posibilidades, en su cuidado quedan como una lombriz después de deglutir. Listas para el próximo.

Mientras que otras, no somos así. Se nos hincha desde la nariz, hasta los pies, nos cambia el metabolismo, nos salen estrías, y se nos estira la panza y requeriremos un tiempo para volver a ser lo que fuimos. Se dice que así, como nuestro cuerpo cambio en 9 meses, así, requeriremos mínimo los 9 meses para volver a nuestro estado inicial. Y es lógico.

Es por ello, que la perseverancia durante esos 9 primeros meses, es fundamental. Yo, no la tuve, iniciaba y por cansancio me rendía, y volvía a intentar y algo sucedía, o se enfermaba la bebe, o me llamaban del trabajo de urgencia, no comía, o no dormía, o simplemente, se me olvidaba del cansancio un día la faja o la crema y el batido, lo dejaba sobre la mesa por salir corriendo, y así fueron pasando los días y los meses, y la perseverancia se iba esfumando. No tuve continuidad, y al tener luego, el otro bebe, se me junto todo nuevamente y aquí voy, arrastrando los kilos que los embarazos me dejaron.

sobrepeso ejercicios nutricion 1280x720

¿Y ahora qué?

Y si a ti como a mí, se me pasaron los 9 meses primeros y luego, los 9 meses posteriores al segundo embarazo y aun no logro recuperar mi peso inicial, te digo, que nos toca la misma fórmula, perseverancia.

Es posible, pero debemos empeñarnos. Con un solo día, que lo hagamos no será suficiente. Y de eso debemos estar claras, no existe la magia en estos casos, ni una varita, ni hadas madrinas. Si en 9 meses cambio nuestro cuerpo para dar origen a una vida, pues mínimo en 9 meses, volverá a cambiar. Y así, tu hijo ya tenga 15 años como la mía, deberás, perseverar. Todo sirve, todo funciona, el tema es, que no lo hacemos con continuidad, y ahí, te toca, a ti como a mí, aceptar, que nos saltamos la dieta un día, o no nos echamos la crema durante una semana y nos acordamos el domingo.

O que la faja la lavamos y llovió y dejamos de ponérnosla por tres días y luego una semana. O que nos inscribimos al gym y comenzamos bien, pero ya luego, nos intimidamos con las figuras de otras chicas, y nos vamos a los otros recónditos lugares del gym, donde no estén ellas y sus cuerpos envidiables. Todo eso nos ha pasado. Que estando a dieta y viendo resultados llegan tus amigos de viaje, cumpleaños tu esposo, o te toca la Navidad y su respectiva comilona celebrativa.

No te sientas sola en este proceso mira que solo el 2% tiene los cuerpos de figurines, y nosotras, cuerpos reales. Así que, plantadas con firmeza en nuestra realidad, hagamos un juramento conjunto… hoy seremos tu y yo, pero luego seremos miles.

dia madre 1554778597633

Aquí va:

Yo me apropio de mi vida, de mi cuerpo y me comprometo conmigo a brillar por mí, a verme hermosa y feliz y con cada rayo de sol, renacer día tras día. ¡Soy la perfección en acción! ¡Amo mi cuerpo, por hacerme madre!

¡Hasta la próxima!

Lcda. Mary Rondón

Autora del Libro “Poderes Sanadores”



Deja un Comentario

Leer más
Imagen: correr para bajar de peso.
Ejercicios para Bajar de Peso en Invierno

Hacer ejercicio físico en la temporada de invierno es una actividad que puede verse interrumpida por el frío, sobre todo...

Cerrar