Suplementos Vitamínicos

Todos en la vida en algún momento, de chicos, de jóvenes y de los adultos, hemos consumido vitaminas en alguno momento. Bien sea para apalear la debilidad, reforzar nuestra inmunidad, liberarnos de una gripe o hasta controlar un sangrado, las vitaminas son una ayuda imprescindible en ciertos estadios, etapas y carencias del organismo.

La palabra vitamina proviene del latín vita que significa vida y aminas que significa, compuesto nitrogenados. Cuando fue descubierto inicialmente cada vitamina recibía una letra, por ejemplo la C. una vez que se determina la estructura química de una vitamina, recibía un nombre específico.

Actualmente se reconocen 13 vitaminas que son ampliamente conocidas y conocidas por todos.

El sistema de nomenclatura, de estas vitaminas, es el cómo son denominadas según su composición aunque puede ser un poco confuso a veces.

 Son unas sustancias especiales, estas sustancias orgánicas, están en concentraciones variables, presentes en pequeñas cantidades en los alimentos y forman parte esencial de la alimentacion de los seres humanos. La escasa concentración de cualquiera de estas treces vitaminas principales, puede ser que el cuerpo no funcione a niveles óptimos, y pueden conducir, a la correspondiente, enfermedad por deficiencia vitamínica.

VITAMINAS DEL GRUPO B

Los médicos antiguos incluidos Hipócrates en el siglo IV AC, reconocieron las vitaminas, porque ciertos alimentos prevenían ciertas enfermedades, de algunas de las sustancias responsables, las vitaminas. Por ello procedieron a identificarlas, de su estructura química solo fue realizado, por los científicos a principios del siglo XX.

Las vitaminas. Todas iguales??

Se distinguen dos grandes grupos, las vitaminas liposolubles y las hidrosolubles

Las vitaminas liposolubles, son las A;D;E;K, estas vitaminas, son vitaminas que requieren indispensablemente grasa para ser absorbidas por el organismo, el consumo de estas vitaminas por encima de los niveles requeridos y recomendadas, se almacenan en el cuerpo.

El consumo, prolongado de altas cantidades de vitaminas de este tipo, es decir las liposolubles, pudiera provocar problemas de salud, como nauseas, caída del cabello y problemas de alergias en la piel.

Las vitaminas hidrosolubles son como la vitamina C y las del grupo del complejo B. Si llegaras a consumirlas en exceso, no corres riesgo de presentar algún malestar ya que su exceso es eliminado en el cuerpo por la orina.

La vitamina B por ejemplo no es una sola vitamina sino un grupo de diversas vitaminas, las primera vitaminas del grupo B se denominaron con números, así por ejemplo tenemos la biotina.

vitaminas 0

Algunas vitaminas recibieron otros nombres por diferentes razones por ejemplo vitamina A puede llamarse y ser conocida como retinol y betacaroteno. El betacaroteno no es a la misma sustancia que la vitamina A pero puede ser transformado por vitamina A en el organismo.

Las etiquetas de los complementos vitamínicos, envasados, a veces incluyen en sus etiquetas dan los nombres científicos de la vitaminas, en vez de colocar sus nombres comunes.

Las vitaminas puedes ser afectada por el almacenamiento y la cocción. Los niveles de las mayorías de las vitaminas disminuyen en la mayoría de  los almacenamientos y durante la cocción de los alimentos.

La exposición al aire, al calor, o el agua, puede tener efectos adversos sobre las vitaminas, la observancia de unas sencillas reglas para conservar, preservar, las frutas y las hortalizas puede minimizar en un gran porcentaje, la pérdida del valor nutritivo de estos alimentos.

En cuanto al calor

El calor se aplica a través de la cocción en agua hirviendo, al vapor, en el horno, en olla o a presión, friendo en sarten o en freidora, a la plancha, asando, en barbacoa o en microondas. La aplicación d calor seco puede provocar menos perdida, de vitaminas que el uso de agua caliente, las vitaminas B1, B6, B12 C, E y acido pantoténico, se reducen todas por exposición al calor. La cocción debe reducirse al menor tiempo posible.

fuentes vitamina c

En cuanto al aire.

El aire, algunas vitaminas de los alimentos, son propensas a la oxidación cuando se exponen al aire, la conservación de alimentos en condiciones más frías, que la temperatura ambiental tiende a reducir la velocidad, de degradación de las vitaminas.

Las vitaminas B,C, y folatos, son destruidas por la exposición al aire, los alimentos que contienen por ejemplo vitamina E, deben conservarse en recipientes herméticos y consumirse en el plazo recomendado. Los frutos secos y las semillas se ponen rancios cuando se almacenan, durante mucho tiempo, lo cual es señal segura de que la vitamina E ha sido destruida. Hay que conservar los alimentos ricos en vitamina C en lugares frescos así se garantiza su pureza y activación en los mismos.

Cuestión del agua.

En las vitaminas que se disuelven en agua y se absorben en su presencia, son propensas a disolverse en líquidos empleadas para la cocción de los alimentos, cuanto mayor sea la cantidad de agua empleada para el proceso de cocción, mayor será la pérdida.

El empleo del líquido de cocción para preparar una salsa o aliño, puede ayudar a retener las vitaminas extraídas del alimento. Las vitaminas B1, B2, B6 y B12, biotinas y C, son solubles en agua, y por ende se conocen como hidrosoluble. Por ello los métodos de cocción que emplean menos agua, conservan mejor esta vitaminas, por ejemplo al microondas, al vapor y las frituras al sarten.

Te Puede Interesar:

Hasta la próxima!!!

Lcda. Mary Rondón



Deja un Comentario

Leer más
Jugos para Adelgazar la Cara

Adelgazar la cara es el objetivo de varias personas. No es fácil ya que no se puede realizar ejercicios de...

Cerrar